viernes, 8 de mayo de 2009

Wayúus estrenan clínica que funcionará según los usos y costumbres de los indígenas


El centro asistencial prestará servicios de medicina general, odontología, laboratorio clínico, promoción y prevención, farmacia y nutrición y dietética.
Para Jairo González, autoridad tradicional de Jaturroychón, ranchería wayú en el kilómetro 44 de la vía Maicao-Riohacha, la atención de los indígenas de su comunidad dejará de ser un dolor de cabeza con la clínica Rosa Linda Aguilar.La construcción de la primera etapa, en un área de 1.550 metros cuadrados, se logró gracias a la gestión de la Asociación de Cabildos y/o Autoridades Tradicionales de La Guajira (Asocabildos), que en cabeza de Rosa Linda Aguilar, coordinadora general, empezó a tocar puertas en las instituciones públicas y privadas desde hace cinco años ante la necesidad de que los wayú tuvieran un centro médico propio. La obra costó 2.000 millones de pesos, aportes de los miembros de Asocabildos, Carbones Cerrejón Limited, ExxonMobil, Ecopetrol, la Gobernación de La Guajira y la Alcaldía de Maicao. Costumbres wayúu...Antes, cuando enfermaban, los indígenas eran llevados a los hospitales o con médicos particulares, en los que tenían que esperar por largo tiempo para ser atendidos, mientras que los familiares o acompañantes -que según la tradición wayú son muchos- aguardaban en la entrada del centro asistencial. A esto se sumaba que la mayoría de médicos no entienden el wayuunaiki, su lengua, y se veían en apuros para explicarles cuál era su padecimiento. Pero todos estos inconvenientes quedarán en el pasado. Aquí nos vamos a sentir como si estuviéramos en la ranchería porque la costumbre de los wayú es que cuando alguien se enferma lo acompañen hasta diez familiares, y en los hospitales a veces solo dejan entrar uno. Ahora, como es nuestra, podemos traer los chinchorros y guindarlos en la enramada", dice González, que llegó hasta el barrio San Martín de Maicao para asistir a la inauguración de la clínica, el jueves. Los pacientes también serán tratados por piaches y ouutsü, que en la cultura wayú son los encargados de curar las enfermedades con plantas y rituales, en los que emplean instrumentos musicales como maracas y una indumentaria especial. "La idea es atenderlos inicialmente en la clínica, pero si no ven mejoría podrán ser tratados por médicos tradicionales en rancherías de la zona", explica el médico Juan González. Con la culminación de la segunda etapa, los usuarios podrán contar con servicios de urgencias, imagenología, hospitalización de primer nivel para pediatría y medicina interna y sala de partos de baja complejidad. Una obra de 2.000 millones de pesos La construcción de la primera etapa de la clínica se logró gracias a la gestión de la Asociación de Cabildos y/o Autoridades Tradicionales de La Guajira (Asocabildos), que en cabeza de Rosa Linda Aguilar, coordinadora general, empezó a tocar puertas en las instituciones públicas y privadas desde hace cinco años ante la necesidad de que los wayú tuvieran un centro médico propio.La obra costó 2.000 millones de pesos y tuvo aportes de Asocabildos, Carbones Cerrejón Limited, ExxonMobil, Ecopetrol, la Gobernación de La Guajira y la Alcaldía de Maicao.


1 comentarios:

cielo dijo...

FELICITACIONES POR LA INICIATIVA

Mí Gente... Mí Raza... Mí Cultura.

Ir Arriba